La música le ha acompañado desde que tiene uso de razón. Con trece años se compró su primera guitarra y siendo tan sólo un veinteañero conquistó el panorama musical de nuestro país junto a su amigo Ramón Morata. Juntos formaron grupo ‘Al Aire’, en el que las rumbas y sevillanas eran su seña de identidad. Desde Sanrópolis Magazine conocemos a José Lara, sanroqueño de pies a cabeza, que ha conocido el camino del éxito y el esfuerzo y sacrificio que implica. Un artista humilde que no olvida la música.

Las rumbas y las sevillanas han sido la banda sonora de una aventura que nuestro protagonista emprendió junto a su amigo y compañero Ramón Morata. Una aventura que llevó a estos sanroqueños al éxito durante los años noventa: shows musicales en primeras cadenas de nuestra televisión, programas y concursos, dos discos con reseñables ventas y, sobre todo, y lo más importante, el calor y el reconocimiento de su gente. José Antonio Lara González, miembro del grupo ‘Al Aire’, nos recibe para compartir con nosotros su trayectoria musical, sus éxitos y experiencia.

¿Cómo recuerda su infancia y adolescencia en San Roque?

Nací y crecí en San Roque casco. He vivido aquí siempre, toda la vida, menos dos años que estuve estudiando fuera. Nací en San Roque el 21 de diciembre de 1968 y de entonces recuerdo una infancia muy feliz, junto a mis cinco hermanos, correteando por el casco antiguo, por Plaza de Armas, la zona de Los Cañones y la plaza de la Iglesia. Vivíamos en la calle de ‘Los Escaloncitos’, como le decimos popularmente.

¿Cómo surge su interés por la música?

Siempre me ha interesado la música, desde muy pequeñito. Todavía recuerdo cuando me compré mi primera guitarra. Fue en Sevilla, donde iba casi todos los fines de semana para visitar a un familiar. Antes usaba una de mi hermana que casi no tenía parte de atrás y solo dos cuerdas. Así que mi abuela, que sabía que me gustaba mucho tocar, me regaló en el año 81 cinco mil pesetas con las que me compré mi primera guitarra. Hablé con Francisco Barberán, que era este familiar que iba a visitar a Sevilla, y él me acompañó a comprar mi primera guitarra. Aquella misma tarde me puse a tocar ‘Los Campanilleros’, la aprendí en una sola tarde y desde entonces no se me olvidará nunca en la vida.

Mi hermana Paqui también se ha dedicado a esto, concretamente al flamenco. Tiene los mejores premios nacionales de cante flamenco. Ella junto al Canela y Juan Delgado eran temibles en todos los concursos de flamenco.

¿Su formación musical es completamente autodidacta?

Sí, aprendí yo solito por mi cuenta. Estuve un par de meses en la Peña Silverio, en Taraguilla, con el guitarrista Andrés Rodríguez. Todo lo demás lo he ido aprendido tocando en fiestas con los amigos. La experiencia te da todo, el poder ir aprendiendo día tras día.

¿Cómo nace grupo ‘Al Aire’?

El grupo surgió en 1994. Antes había estado cantando solo, me juntaba con varios músicos, me llamaban unos y otros. Empecé a cantar formalmente con un grupo de Algeciras con los que estuve tres años, se llamaban ‘Sabor a mar’. Más tarde, Ramón Morata, que nos conocía de antes, me propuso hacer algo juntos y ya fue cuando nos formalizamos. A Ramón le gustaba mucho la composición de los temas.

Siempre me ha interesado la música

¿Qué caracterizaba a grupo ‘Al Aire’?

Nosotros éramos rumberos con todas las letras. En Madrid salió una nota de prensa en la que nos llamaban ‘los rumberos de corbata’. Fue la época de ‘Los del Río’, cuando dieron el pelotazo con ‘La Macarena’. Nosotros llegamos a trabajar mucho con ellos. Nuestro fuerte eran las rumbas y sevillanas, aunque según donde actuásemos nos adaptábamos y hacíamos una cosa u otra.

Recorristeis gran parte de la geografía española con vuestra música

Sí pegamos muy fuerte. Salíamos hasta en televisión. Salimos todos los sábados durante un mes en el programa de José Luis Moreno en la primera cadena. También cantamos en la gala de fin de año y fuimos terceros en el ranking de sevillanas del programa de Irma Soriano en Canal Sur. Llegamos a sacar dos discos que se vendieron muy bien. El primero fue ‘De dulce’ y el segundo ‘Mi tierra’, en el que le dedicamos un tema a San Roque. Antes del grupo ‘Al Aire’ también viajé mucho con mi amiga Chari Expresatti. Estuvimos en Grecia, en Francia, dos veces en Londres, entre otros sitios.

¿Cómo llegó el éxito y el reconocimiento?

 Conocimos un hombre en Sevilla que nos puso en contacto con Susana Uribarri, que era directora de musicales en la primera y segunda cadena. Esta mujer nos metió en televisión y nos buscó cuatro o cinco salas de fiestas en Madrid de las más importantes. Así entramos en un círculo en el que estábamos una semana aquí y otra en Madrid, teníamos muchísimo trabajo. En ese momento el Ayuntamiento de San Roque también nos dio la oportunidad de cantar en la Coronación de 1998. Para nosotros fue todo un orgullo, porque siempre habían traído a artistas de primer nivel y ese año nos dieron la oportunidad a nosotros de cantar en nuestra tierra para nuestra gente.

¿Qué temas de ‘Al Aire’ destacaría especialmente?

La sevillana ‘Me gusta’ que escribió Ramón. Del segundo disco te diría que ‘Mi tierra’ y ‘Yo quiero hacer el camino’. Casi todas pegaron muy fuerte. Cuando cantábamos en Madrid la gente se sabía nuestros temas. El otro día por ejemplo estábamos en Marbella y sonó una canción nuestra. Me ha pasado muchas veces de ir en el coche con la radio puesta y escuchar un tema nuestro. Hay veces que ni lo comentó porque la gente no se lo cree.

Éramos rumberos con todas las letras

¿Por qué se disuelve el grupo?

A partir del año 2006 la cosa fue yendo algo mal, tuvimos problemas con el director de Cadena Ser, algunos malos entendidos, y ya la cosa aflojó un poco. Lo fuimos dejando poco a poco. Ramón falleció hace siete años y nosotros ya hacía unos diez años que no hacíamos nada, lo dejamos definitivamente. Ya en la música solo me preocupo de ayudar a mis hijos y a quien le haga falta.

Ahora le ha pasado el testigo a sus hijos

Sí, ellos también se han interesado por la música, pero no profesionalmente, sino como hobby, por gusto y afición. Mi hijo está liado con el tema de las comparsas y él también toca. Mi hija canta muy bien. Cuando di el pregón de feria en 2015 cantamos los tres juntos y fue algo muy bonito. De hecho, el vídeo de esa actuación llegó al programa de ‘La Voz’ y nos llamaron para que fuésemos a cantar juntos en familia. Al final no pudimos porque mi hija estaba de exámenes y mi hijo acaba de empezar a trabajar, pero nos insistieron mucho.

¿Con qué recuerdos y anécdotas se queda de aquella época en grupo ‘Al Aire’?

Las anécdotas con Ramón eran diarias, porque él era un artistazo; era un artista dentro y fuera del escenario. Era un artista lo pusieras donde lo pusieras. Era un tío muy divertido, así que anécdotas tenemos muchísimas. Fue un gran amigo, más amigo que compañero de trabajo. Pasábamos mucho tiempo juntos, día y noche. Nosotros empezamos a cantar sobre el 93 y estuvimos cerca de doce años juntos; prácticamente pasábamos más tiempo juntos que en nuestra casa. Pasamos muchas alegrías y muchas penas juntos. Pero de las penas no me acuerdo, de las alegrías sí.

Lo mejor y lo peor de emprender una carrera artística

Lo mejor es que estás haciendo algo que te gusta y si encima te tocan las palmas por ello es una satisfacción muy grande. También tiene su parte negativa, y es que pasas mucho tiempo fuera de casa, cambias el día por la noche y tienes que tragar mucho, hay muchos intereses que se mueven detrás de este mundo.

La experiencia te da todo

¿Qué ha supuesto grupo ‘Al Aire’ y la música en su vida?

Ha sido una época muy bonita. También ha sido dura pero muy satisfactoria. Es una carrera que exige muchos sacrificios personales, pero en la que luego siempre llega la recompensa. Por ejemplo, estar aquí hablando de nuestro paso por la música es algo muy bonito, que te hace revivir buenos momentos que nunca se olvidan. Cuando hablo con la gente y todavía nos recuerdan es una gran satisfacción.

Un logro o reconocimiento del que se sienta verdaderamente orgulloso

Los mayores logros han sido los discos que sacamos, que estaban muy conseguidos y se vendieron muy bien. También me enorgullece mucho el haber estado en televisión todo un mes con José Luis Moreno en la primera cadena y después en el programa fin de año. Aquel año conocimos a Alejandro Sanz, a Los Chunguitos, a Azúcar Moreno y muchas caras conocidas. Aquello fue muy bonito.

¿Cómo ve el panorama artístico en la comarca?

Ahora en la zona hay muchísimos jóvenes que están despuntando en la música. Además, hay mucha afición por el Carnaval, mucha más que antes, y eso siempre ayuda a que los niños se interesen por cantar y aprender música. En el Campo de Gibraltar hay muy buenas voces.

¿Le gusta el Carnaval?

Sí que me gusta. En el año 92 salí en una comparsa que se llamaba ‘Punta Europa’, la comparsa de Chano de toda la vida, que siempre era la que se llevaba los primeros premios. En Cádiz llegamos hasta semifinales.

También fue pregonero de la Feria Real de San Roque en 2015, ¿cómo vivió aquella experiencia?

Me puse muy nervioso porque aquello era una enorme responsabilidad. Hacía mucho tiempo que no pisaba un escenario, y además tenía que subir yo solo, cuando siempre he estado acostumbrado a subir con mi compañero, que era muy artista y yo me escudaba en él y él en mí. Fíjate que hasta prefería cantar el pregón antes que leerlo. Ya después cuando me puse a prepararlo me salían las palabras solas, y conforme lo fui escribiendo se me iba saltando las lágrimas. Sobre todo quise recordar a Ramón, a mi amigo y compañero, nuestro paso por la música y el tiempo que compartí con él. Su hija estaba entonces en la corte de damas y fue muy emotivo, fue un momento muy especial. Al principio lo pasé muy mal, estaba muy nervioso, me temblaba todo, pero una vez allí mereció muchísimo la pena, nos emocionamos muchísimo.

Las anécdotas con Ramón eran diarias. Fue un gran amigo.

Como sanroqueño, ¿qué le parece nuestra feria?

A mí me gusta mucho porque no es una macro feria, pero tampoco es una feria pequeña. Me encanta porque es un momento de encuentros y reencuentros, donde te ves con gente que hace mucho tiempo no veías. Además, siempre hay muy buen ambiente, hay casetas para todos los públicos, para los más jóvenes y para los mayores.

¿Cuál es su rincón favorito en San Roque?

Me encanta el caso antiguo de San Roque. Me quedo especialmente con Plaza de Armas. Allí he pasado mucho tiempo jugando con los amigos de pequeño, donde el concejal Paco nos rajaba los balones que teníamos todos cosidos. Era nuestro particular campo de fútbol y los bancos nos servían de portería.

¿Cómo se plantea el futuro?

Laboralmente tengo mucho trabajo de lo mío. Luego respecto a la música trato de ayudar siempre al que pueda. También sigo cantando en casa, en nuestras fiestas familiares con mis hijos. En casa me pongo muchas veces con la guitarra yo solo, lo hago más de tarde en tarde, pero la cojo mucho. Tengo que buscarle más huecos.

Un mensaje para los vecinos de San Roque

Que por unos días nos olvidemos de los problemas y que disfrutemos mucho. Eso es lo más importante. A los jóvenes les diría que disfruten con cabeza, que no se metan en jaleos. Sobre todo que disfrutemos, que nos sintamos orgullosos de ser sanroqueños y que hagamos de la Feria Real de San Roque la mejor de toda la comarca, porque lo es. La feria somos todos.

La feria somos todos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here